Declaración de renta colombiana

Como bien sabemos la declaración de la renta es un deber que tenemos todos como ciudadanos de un país, que consiste en pagar diversas sumas de dinero a la agencia tributaria, en relación a los ingresos obtenidos durante un año. Dichas sumas pueden provenir de una cuenta ajena, es decir, de una empresa (cuando se es asalariado) o también por una cuenta propia (cuando tenemos nuestro propio negocio); también se pueden apreciar estas deudas relacionadas con el patrimonio, es decir, cuando decidimos vender o comprar una casa, adquirir o vender un vehículo, inversiones, acciones, entre otros; también se obtiene de las prestaciones públicas, en el caso de los jubilados y los que cobran un desempleo; por rentas del capital.

La declaración de la renta o IRPF (impuesto sobre la renta de las personas físicas) como podemos observar, va a tener un sinfín de procedencias de ingresos por los cuales debemos declarar, más específicamente el impuesto sobre la renta de las personas naturales va a llevar un conteo de todos estos ingresos obtenidos durante un año a los cuales se les aplica un porcentaje de forma progresiva a la renta, llevando esto el nombre de “cuota íntegra”, a las que posteriormente se les restan una serie de deducciones por ciertas razones (vivir con hijos, vivir con personas mayores, realizar contribuciones o mejoras a la vivienda habitual o incluso el alquiler de una habitación), obteniendo como resultado las bien llamadas cuentas liquidas que va a ser el valor que debemos cancelar posterior al año en curso.

Se estima que este año alrededor de 2,6 millones de personas deberán cumplir con la declaración de la renta colombiana, y es que las cifras declarantes casi está a la par con los nuevos topes establecidos en la ley de financiamiento o reforma tributaria, que por ejemplo, si se obtuvo ingresos hasta el 31 de diciembre por encima de 46 millones 418 mil pesos, estará obligado a declarar la renta, esto específicamente para personas con ingresos por encima de los $3.868.166 mensuales, de la misma forma, si adquirió algún patrimonio por sobre los 149 millones 202 mil pesos, o registrado consumos mayores a 46 millones 418 mil pesos, y de igual manera si se alcanzó la misma cifra en consignaciones bancarias, depósitos o inversiones financieras durante el año 2018.

No toda persona que declara la renta debe pagar

Así es, haber presentado la declaración no significa necesariamente que debe cancelar el impuesto sobre la renta, pero, esto va a depender de diversos factores que pueden influir de forma positiva o negativa para usted, como lo son: si está al día con todos sus soportes, ahorro en vivienda, medicina prepagada o incluso pagos familiares que corran por su propia cuenta, es decir, tener una buena planeación tributaria; esto le va a generar un saldo a pagar o no, si el caso es de que no fue seleccionado para un saldo a pagar, con la presentación de la declaración según le corresponda le bastara para cumplir efectivamente con la obligación.

You May Also Like

About the Author:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *